Los días lindos son ideales para disfrutar del verde y el sol. Algunas sugerencias para que chicos y grandes disfruten tranquilos.

Con la primavera llegan los días soleados y agradables. Guantes, abrigos y bufandas se guardan para darle la bienvenida a los pantalones cortos y las remeras. Los días más largos y las temperaturas cálidas invitan a pasar más tiempo fuera de las casas ya sea en plazas, parques, playas o donde encontremos un poquito de verde y naturaleza. 

Las salidas al aire libre son un momento ideal para el disfrute pero para que eso ocurra es ideal tener en cuenta algunos consejos.

Sol

Un buen día de sol es una gran invitación para salir de la casa. Sin embargo hay que tener mucho cuidado para que este gran amigo no se transforme en un enemigo. “Ponerse rojo como un tomate” suele ser una experiencia no solo desagradable tanto para chicos como para los grandes, también es un riesgo para la salud que suele ser molesta y en ocasiones dolorosa. 

Para evitar riesgos jamás hay que exponer a los chicos en el horario de 11 a 15. Siempre se les debe aplicar bloqueador solar con factor 40 al 60 (Factor de Protección Solar) y diseñados especialmente para niños. Aunque sean productos resistentes al agua es fundamental no olvidar renovarlos cada dos horas o después de cada chapuzón. 

Los gorros y la ropa también son una eficaz pantalla solar. Lo ideal para los chicos con pieles más sensibles es vestirlos con prendas. En la medida que se pueda lo ideal es comprar prendas UV (con protección solar).

Calor extremo

Los bebés y niños pequeños son los más vulnerables a los golpes de calor o la insolación. El golpe de calor se produce porque el cuerpo pierde agua y sales, la persona comienza a sentir un malestar general por el aumento de la temperatura corporal y la falla de los mecanismos para su regulación. Para evitarlos es importante cuidar la hidratación y la alimentación. A los lactantes se les debe dar el pecho con más frecuencia. Los chicos deben tomar agua o jugos naturales a pesar de no tener sed, sin dejar pasar largos períodos de tiempo entre bebida y bebida. Es importante no ofrecer bebidas con cafeína o con mucha azúcar ni bebidas muy frías o calientes porque pueden provocar dolor de estómago. 

Es importante que realicen juegos tranquilos y descansen con frecuencia. Ante las altas temperaturas habrá que vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros. Por último lo ideal es quedarse en casa en lugares frescos y bien ventilados y salir por la mañana o en la última tarde, cuando los rayos solares son más tenues y la sensación térmica es más baja.

Insectos

Es necesario prever las posibles picaduras que, además de molestas, pueden transmitir enfermedades. La ropa larga (pero liviana) reducirá la cantidad de piel expuesta a posibles insectos picadores. Los mosquiteros por encima de los carritos de bebé también pueden ayudar. En las casas usar insecticidas de marcas reconocidas, de alto poder residual y presentados en envases seguros, que no se vuelquen y sean pocos atractivos y difíciles de manipular por niños pequeños. Los espirales, deben estar por lo menos a dos metros de distancia de las personas, no deben ser usados en ambientes cerrados y sin ventilación ya que podrían repercutir en la salud de personas asmáticas y alérgicas. Aplicar repelente antes de salir. No aplicarlo debajo de la ropa ni en cortaduras, heridas o piel irritada. Deben ser productos no tóxicos e indicados por el pediatra.

Zona de juegos

Controlar que los juegos no se encuentren rotos ni sucios. Sobre todo revisar el estado de ganchos, asientos y cadenas. Controlar que la superficie de los juegos no este demasiado caliente. Asegurarse que los chicos desciendan de todos los juegos en forma segura. La zona de juego no debe ser de acceso libre a los animales.

Comida

Controlar la higiene de las manos y del lugar elegido para comer. Evitar comprar e ingerir alimentos de procedencia dudosa o que estuvieron expuestos demasiado tiempo al sol. Beber solo agua segura (de red o embotellada).

Autor

1 Comment

  1. Luz Ordalia Muhry Reply

    Soy madre de 4 chicos y uno de ellos con sordoceguera me gustaría trabajar con ustedes he sido vendedora toda mi vida, estoy segura que harían buen equipo conmigo, vivo en Colombia, exactamente en Rionegro Antioquia me gusta su producto me encantaría trabajar con ustedes.

Escriba un Comentario