Autor

Carestino

Browsing

A menudo escuchamos que las elecciones alimentarias de los niños están guiadas por el marketing y la publicidad, lo cierto es que los menores de dos años todavía son ajenos a esos estímulos, pero aún así, suelen preferir fideos antes que verduras. Las razones son en parte biológicas, pero sobre todo culturales. Una investigación publicada en la revista científica Physiology & Behavior estableció que las papilas gustativas de los niños son más sensibles a los sabores amargos que la de los adultos. Además, se trata de una cuestión de supervivencia, los bebés están biológicamente preparados para preferir lo dulce, dado que ese es el sabor de la leche materna, de lo contrario morirían de desnutrición. Ahora bien el paladar también se acostumbra, por eso se lo puede “educar” para que acepte verduras y frutas, “dos grupos de alimentos que no pueden faltar en la dieta de todos los niños en…

Los bebés también van al gimnasio, aunque sin salir de su casa. Si tuviste un bebé hace poco o estás embarazada y te encontrás en plena compra de todo lo que va a necesitar, es probable que te preguntes qué tan necesario es contar con un gimnasio. Qué sonSe trata de mantas acolchadas de tamaño variable que tienen una barra (también recubierta en tela y gomaespuma) de la que cuelgan diferentes argollas con juguetes, desde sonajeros y mordillos hasta muñecos y espejos de plástico; también se las conoce como alfombras didácticas, dado que la parte sobre la que se acuestan trae complementos como abrojos, botones que emiten sonidos y hasta música. Para qué sirvenUn gimnasio aporta al desarrollo psicomotriz del bebé. Estimula la motricidad (coordinación, movimiento, etc.) y los sentidos, a través de los colores, las diferentes texturas y sonidos, etc. Además, aunque se pueda quedar solo explorando ese nuevo…

Una microhistoria que refleja las veces que como mamás y papás sentimos que no podemos aliviar la pena que un amor no correspondido provocó en nuestros hijos Valeria Sampedro es periodista, locutora, en 2017 y 2018 recibió el Martín Fierro de cable como mejor labor periodística. También es pionera en la lucha feminista y mamá. Y fue su maternidad la que la inspiró a escribir esta microhistoria de su libro “Casi nunca es para siempre”. Él gustaba de ella, se lo había hecho saber. Le escribió cartas con su nombre rodeado de mil corazones de colores, le regaló bombones, un día le llevó una flor. Hasta que ella le dijo Sí y se pusieron de novios. Habría sido la insistencia de él, acaso su dulzura y su atención desmedida que la hicieron sentir halagada y querida. Pero no tenía que ser. A la semana ella le dijo que basta de…