Tag

Crianza

Browsing

Curiosos y traviesos, con una energía que parece que nunca se agota, nuestro pequeño ya no es tan pequeño y sus avances son cotidianos. Todo lo asombra, todo le gusta, todo quiere explorar. Aunque ya no es un recién nacido, sigue siendo un bebé pero que día a día crece hacia la niñez. Al cumplir el año comienza una etapa de descubrimiento y curiosidad que presenta grandes desafíos para los padres. Uno de los progresos más significativos que notaremos en nuestro hijo es en su lenguaje. Admite que se le hable a través de conversaciones más largas y continuadas. Pasa de gestos y balbuceos al uso de algunas palabras. Por momentos logra fijar su atención respecto de situaciones que atraen su interés. Algunas ocasiones cuentan con su “preferencia”. Quizá sea un dibujo animado o si viven cerca de vías del tren, el paso de la formación los atraerá especialmente. En…

Cuidados y trucos para que esta parte tan delicada del cuerpo de nuestro bebé se mantenga lozana. La piel de los bebés es muy diferente a la de los adultos. Suave y fina es entre un 20% y 30% más delgada. Esta delgadez la hace muy “acariciable”, pero también más vulnerable a infecciones e irritaciones. La cola es una de las zonas más delicadas porque los pañales muchas veces trastocan su equilibrio natural. La mezcla de humedad y calor que se genera hace que la picazón, irritación y otras afecciones sean frecuentes. Por eso es muy importante conocer algunos trucos para evitar trastornos. Mientras observemos que la piel del bebé se encuentre sana no será necesario dedicarle una atención especial, pero sí algunos cuidados: Lo más recomendable es higienizar la colita solo con agua tibia o soluciones aceitosas como el óleo calcáreo. Si queremos usar jabón deberá ser neutro. Jamás…

Acompañar a los hijos en su crecimiento es una tarea hermosa pero no siempre sencilla. Cómo lograr una crianza basada en el amor, el respeto y la libertad. En los últimos tiempos cada vez más familias adhieren a la llamada “crianza respetuosa”. Para algunos puede parecer un contrasentido porque nadie optaría por una crianza “irrespetuosa”. Pero cuando hablamos de crianza respetuosa nos referimos a ayudar a los hijos a crecer de un modo diferente a los estándares tradicionales, donde los límites se establecen desde el sentido y no solo desde el castigo y se prioriza la autonomía a la obediencia. Diana García Dilba, psicóloga (MN 67130), nos explica un poco más de qué se trata esta forma de crianza que más que un método es un estilo de vida. La palabra “infancia” proviene del latín “infantia” que significa: “el que no habla” o “quien no sabe hablar”. Durante muchos siglos…

Al dejar la lactancia, muchos chicos presentan ciertas dificultades para aceptar nuevos alimentos. Sugerencias para esta etapa. “Doctor mi hijo ya no quiere comer, no hay forma que quiera lo que antes comía. Le ofrezco alternativas pero solo toma yogurt, solo toma teta. Solo quiere leche. Me come solo arroz”, estas frases suelen repetirse en los consultorios pediátricos. Es el momento en que los pediatras nos indican que el bebé entró en la etapa de selectividad alimentaria, una fase normal y transitoria. “Los niños y las niñas se ponen selectivos con los alimentos”, explica Federico Díaz, médico pediatra (MP 232337) y sigue “esta etapa suele aparecer a partir del año y dura hasta los dos, tres años aproximadamente. Pero siempre cada niño, cada niña es distinto y puede pasar también en otro momento”. En este período deciden qué comer y qué no comer. “Lo importante es qué hacemos nosotros frente…

Si el bebé pasa mucho tiempo acostado en la misma posición puede ocurrir que una zona de su cabeza se aplane. La plagiocefalia posicional se puede prevenir y, tratándola a tiempo, es transitoria. Después de unas semanas en casa, muchos papás notan que un lado de la cabeza del bebé parece más plano. La situación puede alarmar y asustar, sin embargo esta condición se corrige sin necesidad de cirugías. La mayoría de las veces solo será necesario cambiar de posición al bebé cuando duerme. Desde la Sociedad Argentina de Pediatría explican: La deformidad craneal más frecuente técnicamente se denomina ‘plagiocefalia posicional’ y suele aparecer dentro de los primeros cuatro meses de vida. Clínicamente se presenta como un aplanamiento uni o bilateral de la parte posterior e inferior de la cabeza (la nuca). Se puede prevenir y, tratándola a tiempo, puede ser transitoria. ¿Por qué se producen estas deformaciones? Puede ser resultado…

Apurados por una situación, muchas veces bajamos del auto y dejamos a los chicos solos. Sin embargo, esto encierra potenciales riesgos para todos. “Fue un segundo. Acabábamos las vacaciones. Camila, mi hija de dos años estaba sentada en su butaca mientras mientras nosotros cerrábamos la casa y acomodábamos valijas. Como ella estaba molesta y nosotros apurados, sin pensar le dimos las llaves del auto para que se entretuviera. De pronto sentimos click, ¡había cerrado las puertas! El primer minuto nos desesperamos, pero logramos mantener la calma y le fuimos indicando qué botón tocar hasta que logró abrir la puerta. Para ella fue un juego divertido, para nosotros fue una lección. Nunca más la dejamos sola en el auto, ni siquiera ‘un segundito’”, cuenta Santiago Otero, traductor y papá de Camila. La experiencia que narra no es única. Muchos adultos, a veces apurados por una situación, bajan del auto y dejan…

Javier Kurcbart es camarógrafo de noticiero. Papá de Mina y Julia, ellas lo van guiando para ejercer una paternidad distinta en un mundo distinto. Soy un papá grande. Tuve a Mina, mi primera hija, a los 40 años y a Julia, la segunda a los 42. Y a ambas hijas con una mujer 12 años menor que yo. Fui criado en un ambiente típicamente machista, pero rodeado de amigas que me indicaban la igualdad de derechos. Así que mi acercamiento a la paternidad fue decidido, amoroso, pero a los tropiezos. Es difícil salir de la norma que a uno lo forma. De todos modos siempre tuve el deseo de ser padre, así que las dificultades fueron sobrellevadas con tenacidad y voluntad. Cuando nació la primera de mis hijas, nos trasladaron juntos a la sala contigua de la de parto, la de neonatología. Ahí le tomaron los signos vitales, la pesaron,…

A partir de los seis meses, los bebés experimentan un gran miedo a quedarse solos y a los desconocidos. Cómo acompañarlos en esta etapa. A partir de los seis meses los bebés comienzan a ser más autónomos. Ya no necesitan cambios de pañales ni mamaderas tan frecuentes, lloran un poco menos y duermen más horas. Cuando parece que la vorágine de los primeros meses comienza a calmarse, nuestro bebé se vuelve más dependiente de su mamá, no está enfermo, no se pescó una viral pero las abuelas nos dirán que tiene “mamitis”. “Me alejaba un rato de la habitación y se largaba a llorar. Ni siquiera aceptaba quedarse con mi hermano, al que veía desde bebé una vez por semana”, recuerda Lara Ruiz, administrativa y mamá de Juana. “Hace poco, un fin de semana fuimos con toda la familia extendida a la costa. Camilo que cumplió un año y ya…

Nuestro niño quiere independizarse y largarse a andar. En ese proceso, el gateo es algo muy importante pero no imprescindible. Un día observamos que nuestro bebé desea alcanzar un juguete, con su mano no llega y de pronto, se incorpora, avanza y logra tomarlo. ¡Ya gatea! El gateo es un movimiento clásico entre los niños de 7 y 10 meses de edad. Pero atención, no todos los bebés gatean antes de caminar. Está comprobado que solo el 87% de los niños lo hace. Que un bebé no gatee no se considera un hecho patológico ni preocupante, tampoco existe evidencia científica sobre por qué unos lo hacen y otros no. No existe una única manera de gatear, algunos se desplazan rodando, reptando, deslizándose sobre la cola o de formas que a un adulto pueden parecerle raras. “Camilo y Juan son mis hijos mellizos y aunque ambos gatearon al mismo tiempo lo…

Aunque tiene mala prensa es una emoción que puede ayudar a los niños a ser cautos. Cómo acompañarlos para que se sientan seguros y tranquilos. En esa maravillosa película que es Monster, Inc se muestra uno de los grandes temas de la infancia: los miedos. El temor a “monstruos” que muchas veces aparecen de noche y se esconden en roperos y bajo la cama. Monstruos que no se ven pero que cada nene, cada nena sienten reales y sobre todo, atemorizantes. Pero no solo se trata de “monstruos” que aparecen de noche, a veces el miedo llega con un ruido fuerte, las escaleras mecánicas, las personas disfrazadas, las tormentas, a quedarse con la tía o alejarse unos metros de ese adulto que los protege. “El miedo es un sistema de alarma primitivo que les permite a los niños/as evitar situaciones que puedan llegar a ser potencialmente peligrosas para ellos. Por…