Tag

Crianza

Browsing

Los dispositivos móviles están en todas partes y evitarlos es casi misión imposible pero se sabe que son perjudiciales para los bebés. “Según la Academia Americana de Pediatría, los bebés de 0 a 2 años no deben tener contacto alguno con la tecnología: ni móviles, ni tablets, ni televisores”, explica la Dra. Nora Zonis, pediatra de Swiss Medical Center.La Sociedad Argentina de Pediatria (SAP) adhiere a la misma recomendación, según explican “el sistema nervioso central se desarrolla significativamente entre el nacimiento y los 36 meses, por lo que los estímulos que se reciban en esta etapa serán muy importantes. En este contexto, es que remarcan que las pantallas no colaboran con el desarrollo del lenguaje, ni con la interacción humana”. La responsabilidad de los adultosPero el teléfono celular -cuando no la tablet y otros dispositivos de ese tipo- forman parte de la escena familiar cotidiana; incluso se usan para sacarles…

Límites, una palabra que genera millones de preguntas ¿a partir de cuándo ponerlos? ¿cuándo se pasa de lo necesario al exceso? Ya nadie duda que son necesarios. “Los niños necesitan de ellos para sentirse seguros y les proporcionan la tranquilidad de qué hay alguien que los cuida. Los ordenan” explica Mariela Blaum, pediatra de Swiss Medical Center. El momento indicadoSi bien es cierto que un bebé recién nacido o de pocos meses, está lejos de comprender el significado de un “te amo” ese razonamiento no impide a los padres decírselo en forma casi constante; por qué, entonces, cuando se trata de decir “no” aparecen tantas preguntas. Si un bebé hace algo peligroso no habría motivos para frenarlo desde lo discursivo: “Sabemos que los primeros meses de vida los bebes no entienden el significado de las palabras pero sí comprenden la entonación, la emocionalidad de las mismas y por ende, terminan…

Nadie lo duda, que los bebés y niños duerman la siesta es beneficioso para los padres; ese es el momento para hacer todo lo que no se pudo mientras ellos estuvieron despiertos; pero lo cierto es que hasta los 3 o 4 años este descanso diurno favorece el aprendizaje y les ayuda a reducir la hiperactividad, la ansiedad y depresión. “Para los más pequeños, el descanso diurno es tan importante como el de la noche. Durante los primeros cuatro o cinco años de vida se recomienda que los niños descansen después de comer, les permite estar más tranquilos, menos irritables, sociables, atentos y les ayuda a asimilar mejor lo aprendido”, explica la Dra. Cecilia Avancini, jefa de Pediatría de Vittal. Cuánto deben dormirSi bien cada bebé y niño es un ser individual, existen ciertos parámetros que sugieren la duración de la siesta ideal; así, según la Sociedad Argentina de Pediatría,…

El trapito o peluche de apego es mucho más de lo que parece, para el bebé es un objeto que le ofrece protección, compañía y confianza. Por eso, se vuelve especialmente útil cuando tiene entre siete y ocho meses, momento en el que aparece la llamada “angustia del octavo mes” o “crisis de separación”. Es en esa etapa cuando el bebe se reconoce como una persona independiente de su mamá y eso le genera inquietud y tristeza.En esa instancia, este trapito funciona como un objeto transicional, es decir que le es de ayuda para sentirse confiado y lograr la independencia emocional de su mamá. Luego de un tiempo, ya no será necesario porque habrá entendido que esa separación es momentánea y podrá calmar su estrés por sí solo. Por todo eso, su utilidad se refuerza en momentos de conflicto, como cuando la madre se va a trabajar o a la…