Con las temperaturas altas aparece unos granitos rojos en el piel de nuestro niño. Podría ser sudamina.

Para esta época del año, los consultorios de los pediatras se llenan de bebes con granitos rojos en su cuerpo. Suelen aparecer en el pecho y la espalda, pero también en el cuello y la cara. Este problema en la piel es muy común y tiene un nombre: sudamina. Se trata de una erupción en la piel que se produce por obstrucción de las glándulas sudoríparas. La mayoría de las veces debido al calor y la humedad. Aunque parece compleja, en general al bebé no le provoca ninguna molestia. Pero cuando es muy abundante puede llegar a producirle picazón. Aunque es más frecuente en verano por el efecto del sol, también puede aparecer en invierno pero en este caso por el sobreabrigo.

La sudamina se produce cuando los conductos de las glándulas del cuerpo que producen el sudor, se obstruyen. Esto provoca que el sudor se retenga y se genere una inflamación que es la erupción que observan los papás y que en ocasiones puede evolucionar a unas diminutas ampollas. En los bebés es más frecuente porque su cuerpo todavía no está desarrollado lo suficiente para regular la secreción del sudor. No hay que confundirla con la dermatitis atópica que es un tipo de eczema. Además mientras la sudamina no afecta al bebé, la dermatitis es más compleja y puede producirles mucha incomodidad.

La buena noticia es que la sudamina es benigna y se va solita. En caso que al bebé le pique, los pediatras aconsejan colocar pasta al agua. Ni talco ni maicena. ¿Y por qué no? Porque puede irritar más la piel, tapa los poros, no deja que la piel respire y la reseca.

Lo más importante prevenirla. ¿Cómo lo hacemos? La doctora Lucía Sabbione nos aconseja:

Ambientes frescos, con una temperatura entre 23 y 25 grados.
Podemos usar aire acondicionado o ventilador, no en forma directa.

Baños frecuentes. Mantener la piel hidratada con el aceite y cremas habituales.

Ropa liviana, holgada, en lo posible clara y de algodón. No sobreabrigarlo.

Quitar los factores que provoquen calor, y evitar productos que aumenten la obstrucción de las glándulas.


Autor

Escriba un Comentario