¡“La primera vez que alcé a Lauti y acaricié su cabeza debo reconocer que me dio algo de impresión. La noté suave pero sus zonas blandas me asustaron por su fragilidad”. Lo que cuenta Inés Albornoz, docente y mamá de Lautaro es algo que experimentan muchas mamás primerizas. A veces se experimenta temor por la fragilidad aparente que muestra la cabeza del bebé. Sobre esta y otras dudas consultamos a Verónica de Toro, pediatra (MN 138.175) que nos respondió: 

¿Por qué la cabeza del bebé tiene zonas blandas?

El cráneo del bebe está formado por placas óseas independientes que todavía no se encuentran fusionadas. Además posee dos zonas blandas en las que los huesos del cráneo se encuentran separados. Se llaman fontanelas y hay una anterior, fácilmente identificable a la palpación y otra más chica, posterior. Gracias a esto, la cabeza del recién nacido, que tiene un tamaño relativamente grande con respecto al resto del cuerpo, puede deformarse para atravesar el canal de parto para el nacimiento sin provocar sufrimiento ni a la mamá ni a el bebé. Por otro lado, permite que el componente óseo del cráneo pueda acompañar el rápido crecimiento del cerebro del niño.

La fontanela ¿es muy frágil?

La fontanela no requiere cuidados especiales, puede palparse, peinarse, cepillarse. Es una zona más resistente de lo que parece. Las fontanelas desaparecen a medida que se cierran los huesos del cráneo: la posterior y las laterales se diluyen alrededor de los 6 meses. La anterior entre los 12 y los 18 meses.

¿Qué cuidados hay que tener al alzarlo y por qué?

Al nacer, el bebé no tiene desarrollados los músculos del cuello, por lo que todavía no sostiene la cabeza por si solo. Se trata de un hito madurativo que el niño lograra hacia el tercer mes (poco antes o poco después). Debido a esto, cada vez que se levanta al bebé debe sostenerse su cabecita.

¿Por qué algunos bebés parece que tuvieran la cabeza deformada?

Luego del nacimiento, los recién nacidos por parto vaginal suelen presentar deformación transitoria del cráneo, que luce alargado, debido a la acomodación ósea para poder atravesar el canal del parto, no suele suceder lo mismo con los nacidos por cesárea. Esta deformidad es transitoria y se resuelve en unos días sin dejar secuelas.

¿Por qué los pediatras miden la cabeza de los bebés?

La medición del perímetro cefálico en cada control pediátrico es una forma indirecta de conocer el crecimiento cerebral. Luego de medir, el pediatra compara el resultado con tablas de referencia y con las medidas históricas del paciente para controlar que el crecimiento ocurra dentro de valores normales.

Agradecemos la colaboración de la doctora Verónica de Toro para esta nota. Podés consultarla en su IG: verodetoro_pediatra

Carestino
Autor

Escriba un Comentario