La lic. Guadalupe del Canto, Psicóloga perinatal y especialista en desafíos reproductivos, profundiza en los beneficios de la lactancia materna. En todo momento resalta la importancia de estar acompañada y consultar con un especialista cuando se presentan dificultades.

Tanto la organización Mundial de la Salud como el Ministerio de Salud de la República Argentina, la Asociación Argentina de Pediatría, Unicef, y muchas organizaciones alrededor del mundo, recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé y hasta al menos los dos primeros años, complementarla con la introducción paulatina de otros alimentos.

Los beneficios de la lactancia materna son indiscutibles. La lecha materna contiene todos los nutrientes que el bebé necesita. Es un método higiénico y sin costo.

El embarazo puede ser un momento muy propicio para prepararse para la lactancia. La maternidad presenta muchos desafíos, y la lactancia materna es uno de ellos. Prepararse es clave.

¿Qué podemos hacer para favorecer la lactancia materna?

Consulta prenatal: Amamantar tiene mucho de instintivo pero también hay muchas técnicas que deben ser aprendidas. Consultar con una puericultora durante el embarazo puede ser un recurso muy valioso si se quiere amamantar para poder aprender las técnicas necesarias y poder detectar señales de alarma para hacer una consulta postnatal. Adicionalmente la consulta con una psicóloga perinatal puede ser de gran ayuda para reflexionar acerca de algunos desafíos que pueden presentarse frente a la lactancia materna.  

Favorecer la lactancia materna al momento del nacimiento: No sólo a través del contacto temprano entre la mamá y el bebé sino también a partir del apoyo en esos primeros momentos para que pueda lograrse la lactancia, con consejería empática y sin presionar.

Brindar apoyo: La lactancia no es una tarea exclusiva de la madre. Para que una mamá pueda amamantar es necesario contar con una red de sostén que lo haga posible. Una familia que prioriza la lactancia frente a quehaceres domésticos, una red de apoyo para la crianza especialmente cuando hay otros hijos, trabajos con lactario para sacarse leche y/o con horario reducido respetado para amantar, entre tantos otros. 

Incentivar la libre demanda: Esto significa poner al bebé al pecho cada vez que lo requiera. Sí, es cierto. Son modas. Y cambian. Pero en la actualidad la ciencia ha demostrado que la libre demanda no sólo favorece el desarrollo de la lactancia sino también del vínculo.

Evitar el dolor: El dolor es una de las razones principales por las que se abandona la lactancia materna. Muchas veces se debe a molestias o fisuras debido a una mala posición. Otras veces aparece la mastitis. Consultar, consultar yconsultar, esa es la clave para prevenir y aliviar.

Cuidarse para cuidar: Mantener una alimentación saludable, tomar abundante líquido y mantener períodos de descanso adecuados a pesar de los desafíos de la etapa, son factores claves para favorecer la lactancia materna.

Todas las mujeres tenemos la capacidad biológica para amamantar. Pero algunas alteraciones físicas o psicológicas pueden llevarnos a no poder o no querer hacerlo. 

La posición radical en relación a la lactancia materna ha generado mucho malestar y mucha culpa. Cuando uno tiene la posibilidad de escuchar el relato de una madre que ha perdido a un hijo antes del actual, que ha sido violada, padeció un trastorno de la conducta alimentaria o está transitando una depresión aguda, puede llegar a entender lo iatrogénico que pueden llegar a ser esos discursos.

Hay madres que relatan que se han escondido para dar una mamadera o que han simulado dar el pecho solo para no sentir la presión social y sentirse malas madres. Es importante considerar que pueden ser muchas las razones por las que una madre puede decidir no amamantar, y esas razones deben ser apoyadas y fundamentalmente respetadas. Una mamadera dada con amor hace tanto bien como dar la teta.

Sobre la autora

Lic. Guadalupe del Canto
Psicóloga perinatal y especialista en desafíos reproductivos. Es Psicóloga, terapeuta cognitiva y mamá de tres varones. El nacimiento prematuro de su segundo hijo la llevó a especializarse en perinatal y a acompañar a otras madres en situaciones similares.
Luego fue ampliando su foco para incluir los desafíos reproductivos, el impacto del diagnóstico genético y la preparación integral para la maternidad con el objetivo de acompañar a madres en diferentes situaciones.

Guadalupe del Canto @saludmentalperinatal
Autor

Psicóloga Perinatal y Especialista en Desafíos Reproductivos.

Escriba un Comentario