Llegan las vacaciones de verano: momento ideal para viajar y disfrutar en familia. Algunas habrán llegado hasta acá y se preguntarán… Viajar en avión estando embarazada: ¿sí o no?

Muchas mujeres embarazadas tienen ciertos miedos o dudas respecto a la posibilidad de subirse a un avión. Por supuesto que si el embarazo es de alto riesgo es conveniente posponer las vacaciones. Pero si todo va bien, viajar en avión y estar embarazada no son incompatibles… ¡sino todo lo contrario! Puede convertirse en una experiencia inolvidable… ¡y las últimas sin bebé a bordo! Solo tenemos que tener en cuenta algunas sugerencias. 

Acá van 5 consejos básicos a tener en cuenta para poder hacerlo sin problemas: 

#1 Cuándo:          

Viajar en avión es seguro. Pero, en el caso de estar embarazada, debe evaluarse el momento para hacerlo de acuerdo al estadio del embarazo. Durante el primer trimestre puede haber náuseas, vómitos y/o cansancio excesivo que pueden convertir el viaje en avión en un momento poco agradable. Es aconsejable charlar esto con el obstetra. El mejor momento para viajar sería entre la semana 14 y la 28. A partir de la semana 32 aproximadamente, dependiendo de las normativas de cada aerolínea, se necesita un permiso firmado por el obstetra para poder abordar. Se desaconseja viajar en las últimas 4 semanas previas a la fecha probable de parto, ya que a partir de esa fecha puede haber riesgo de parto prematuro.

#2 Destino:           

Es aconsejable no tomar vuelos que excedan las 6 horas de duración, dato que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el destino. Recomendamos, también, no viajar a países tropicales o zonas endémicas de fiebre amarilla o malaria. Según el Ministerio de Salud, la vacuna contra la fiebre amarilla está contraindicada en bebés menores de 6 meses. Las embarazadas y las mujeres que están en período de lactancia “tienen un riesgo aumentado de efectos adversos potencialmente graves asociados a la vacunación” por lo que en estos casos es recomendable no viajar a destinos con transmisión activa de la enfermedad.

#3 Botiquín:

Es aconsejable llevar consigo una copia del historial médico e informarle a los tripulantes de cabina en caso de tener alguna afección particular. También debe llevarse en el equipaje de mano todos los medicamentos y elementos necesarios que se puedan llegar a necesitar durante el vuelo, siempre indicados previamente por el médico.

#4 Comida:

Durante el embarazo es importante comer bien e hidratarse por lo que resulta conveniente informar de su embarazo con anticipación para que la aerolínea pueda disponer de una opción acorde. 

#5 Tips para el vuelo:

Ahora bien… Si estás en condiciones de viajar y el destino elegido está fuera de peligro de la fiebre amarilla, podes sacar el pasaje y comenzar la cuenta regresiva. Algunos tips para tener en cuenta:

  • Llevar ropa y calzado cómodos. También llevar un abrigo para cubrirse del aire acondicionado.
  • Se puede pasar sin problemas por debajo del arco detector de metales, no es perjudicial para vos ni para tu bebé.
  • Lo ideal sería sentarse en el asiento del pasillo, para poder levantarse cada media hora y caminar un poco para activar la circulación. También cerca del baño es una buena elección.
  • Beber mucho líquido durante el viaje para no deshidratarte.

Si bien creemos que siguiendo estos consejos podrás disfrutar de una nueva y hermosa experiencia como lo es viajar embarazada, aconsejamos consultar previamente con el obstetra y seguir sus recomendaciones.

¿Qué te pareció este artículo? ¡Contanos! 

Fuentes:

Dra.  Vanina Simeone | Ginecóloga & Obstetra | MP 232268 | @vaninasimeone.ginecoobstetra

Ministerio de Salud de la Nación |https://www.argentina.gob.ar/fiebreamarilla/vacuna


Vanina Simeone
Autor

Ginecóloga & Obstetra - MP 232268

Escriba un Comentario